La política lingüística del Gobierno de Aragón, a debate en las Cortes

gobierno aragon

Intervención del Director de Política Lingüística del Gobierno de Aragón, José Ignacio López Susín en la Comisión de Educación, Cultura y Deporte de las Cortes de Aragón, el 19 de septiembre de 2017.

            Buenos días, señoras y señores diputados:

“Como en anteriores ocasiones, en primer lugar quiero agradecer a los Grupos Parlamentarios solicitantes su interés por conocer la labor que se está desarrollando en la materia de protección y promoción de las lenguas propias de Aragón.

Solicita el Partido Popular información sobre “las actuaciones y trámites seguidos por el Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón en cumplimiento de la Ley 3/2013, de 9 de mayo, de uso, protección y promoción de las lenguas y modalidades lingüísticas (propias) de Aragón”.

Pues bien, efectivamente y como dice el enunciado, las actuaciones llevadas a cabo lo han sido para cumplir la legalidad en su conjunto, porque la Ley 3/2013 deriva de lo dispuesto en el Estatuto de Autonomía, y porque hay normas de carácter estatal, empezando por la propia Constitución y continuando por la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias, que también es derecho interno y que forma parte del bloque de constitucionalidad que sirven para integrar, interpretar e informar todo el ordenamiento jurídico.

De este modo hemos de contemplar el objeto de la ley de 2013, establecido en su artículo 1, de “propiciar” la conservación, recuperación, promoción, enseñanza y difusión de las lenguas y modalidades lingüísticas propias de Aragón, mientras que el Estatuto de Autonomía dice “promover”.

Evidentemente debemos estar a la jerarquía normativa, porque hay diferencias evidentes entre promover y propiciar. Según la RAE: PROMOVER es “Fomentar o favorecer la realización o el desarrollo de una cosa, iniciándola o activándola si se encuentra paralizada o detenida provisionalmente”) es decir, tener una actitud proactiva tomando la iniciativa; mientras que PROPICIAR,  también según la RAE solo es “Ayudar a que sea posible la realización de una acción o la existencia de una cosa”, es decir, colaborar o en el peor de los casos no impedir que se hagan cosas, una actitud más bien pasiva.

Desde luego la actitud de este Gobierno es proactiva, de impulso y de cumplimiento de la legalidad en toda su extensión.

De este modo, entre las actuaciones más destacadas de desarrollo de la legalidad vigente, que entiendo por su solicitud de comparecencia ustedes están interesados en que se haga con la mayor profundidad posible, ya que para eso aprobaron la Ley de 2013, se encuentran:

  • Desarrollo del Art. 7.- Academia Aragonesa de la lengua en relación con el Art. 4 de la Ley de Patrimonio Cultural Aragonés.

Como recordarán, en mi comparecencia de octubre de 2016, dije que la Academia se pondría en marcha cuando hubiera consignación presupuestaria, pues bien, una vez aprobado el presupuesto de 2017, con fecha 11 de mayo de este año se dictó Orden de inicio para la elaboración del Decreto por el que se aprobarán los Estatutos de la Academia, que siguiendo el contenido de la Ley de Patrimonio Cultural deberá tener en cuenta la existencia de dos lenguas diferenciadas, razón por la cual se plantea que su funcionamiento se realice a través de dos institutos.

  • El Art. 10.3.- se refiere a la Investigación: Con fecha 21 de febrero se firmó un Protocolo de colaboración con la Universidad de Zaragoza, de él se desprenderá la creación de una Cátedra de lenguas y patrimonio inmaterial cuya labor fundamental será precisamente la de la investigación.
  • El Art. 11.- contempla la Promoción cultural de las lenguas y modalidades lingüísticas propias y Art. 25 Iniciativa social: Desde el presupuesto de 2016 existen líneas de subvenciones para entidades locales y entidades sin ánimo de lucro, tal como ya había pedido el Justicia de Aragón en su informe de 1993.

Además, entre las actividades de promoción, en 2015 se celebró por vez primera en Aragón, con carácter institucional, el Día Europeo de las lenguas instituido por el Consejo de Europa, actividad que se repitió en 2016 y se volverá a hacer este año, precisamente mañana en Zaragoza con la proyección de un documental en aragonés ansotano y el día 29 en Alcampell con la entrega del Premio Desideri Lombarte, actos en los que nos gustaría contar con la presencia de los grupos parlamentarios, que representan a todos los aragoneses, también a los que utilizan las lenguas minoritarias.

Del mismo modo en febrero de 2016 y 2017 se desarrollaron los actos del Día internacional de la lengua materna, con el apoyo de la UNESCO, recogiendo las más de 100 actividades que en 60 localidades llevan a cabo instituciones públicas y asociaciones culturales.

Se han convocado los Premios literarios Arnal Cavero y Guillem Nicolau, recuperando la dotación económica que tenían en su día. En este momento están pendientes de que se reúnan los respectivos jurados.

Se han ido llevando a cabo Programas de difusión como “Fer chuntos”, de trabajo cooperativo entre diversos actores del mundo del aragonés o “Pels camins de la memoria” dedicado a escritores aragoneses en catalán, y también los programas educativos Luzía Dueso y Jesús Moncada (felizmente recuperado), para los que se ha incrementado el presupuesto un 70%. También se ha iniciado el programa de socialización “Agora x l’aragonés”.

Se han celebrado ya cinco jornadas de trabajo, sobre las más diversas materias (“Marco europeo de referencia de las lenguas”, “Empresa, turismo y lengua aragonesa” con la Cámara de Comercio, “Mujer y lengua” con el Instituto de la Mujer, “Comunicar la realidad lingüística de Aragón” con la Asociación de la prensa, dirigido a periodistas y “Encuesta lingüística de la Franja” elaborada por las Universidades que componen el Campus Iberus).

  • Los arts. 12 y 13 tratan de la enseñanza y el currículo:

El primero de ellos reconoce el derecho a recibir la enseñanza en todos los niveles y etapas y la obligación del Gobierno de garantizar este derecho mediante una oferta adecuada.

En el ámbito del catalán, con casi 35 años de recorrido, prácticamente todos los centros ofertan la asignatura con carácter voluntario y es elegida aproximadamente por un 80% de las familias.

En el caso del aragonés, que ahora cumple 20 años de presencia en las aulas, la situación es bien diferente, sin embargo en estos dos últimos cursos (2016-17 y 2017-18) se ha hecho un esfuerzo importante, ampliando el número de centros que lo ofertan: en concreto se ha ampliado a todos los del CRA Río Aragón, a la zona de la Galliguera (Ayerbe) y la Sotonera, Almudévar el CRA A Redolada de Peralta de Alcofea, Sabiñánigo, el CRA Estadilla-Fonz y Graus.

Se han elaborado por los maestros y profesores de aragonés y catalán los currículos de primaria, secundaria y bachillerato que han entrado en vigor en el presente curso, excepto el de aragonés de bachiller que está cumpliendo los últimos trámites administrativos.

Se ha puesto en marcha el proceso para la adaptación del Marco común Europeo de referencia para las lenguas: aprendizaje, enseñanza y evaluación al aragonés, mediante un Equipo técnico de la Universidad y un Grupo de Trabajo en la que han participado miembros de 11 asociaciones. Una vez terminado su trabajo y validado por el supervisor científico y los técnicos de enseñanzas de régimen especial, está en tramitación la Orden que permitirá la obtención de certificados de nivel, lo que permitirá también el cumplimiento del artículo 15 de la Ley.

Finalmente, y también cumpliendo la previsión del artículo 13.2 de la Ley, se está trabajando en la elaboración y puesta a disposición de los usuarios de casi una docena de materiales didácticos con una importante presencia de las variedades dialectales, una cuestión para la que, además, se aprobaron en el presupuesto de este año enmiendas del Partido Aragonés y de Izquierda Unida, que desde aquí agradezco y que nos serán muy útiles para avanzar en esta materia.

           Paso a continuación al contenido de la

COMPARECENCIA SOLICITADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO DE CIUDADANOS :“informar sobre la resolución por la que se da publicidad a algunos aspectos básicos de la representación gráfica de la lengua aragonesa”:

Aunque el proceso de pérdida de transmisión de la lengua de padres a hijos continúa reduciendo la vitalidad del aragonés, en las últimas décadas se aprecia un progreso evidente, tanto en lo que respecta al estudio y conocimiento del aragonés, como en lo relativo a su cultivo literario, enseñanza, difusión y consideración social. Se han realizado importantes aportaciones en el campo de los estudios dialectales, trabajos gramaticales y estudios léxicos. Además, se ha cultivado mucho más literariamente, tanto la narrativa como la poesía. La edición en aragonés se ha diversificado, existiendo varias editoriales que publican en aragonés, al tiempo que se han creado nuevas colecciones de libros y revistas en esta lengua.

Hay que destacar la gran actividad que se desarrolla en pro de la lengua aragonesa desde el mundo asociativo, a través de numerosas entidades sin ánimo de lucro distribuidas fundamentalmente por el Alto Aragón y Zaragoza capital. Es de reseñar el interés por la recuperación del aragonés en el conjunto del territorio aragonés, al sur de la actual línea que delimita el área de lengua aragonesa, y también la creación de delegaciones u oficinas de lengua aragonesa en diversas comarcas y en los dos ayuntamientos más importantes de la Comunidad: Uesca y Zaragoza.

Como usted sabe a esta Dirección General le corresponde la planificación y ejecución de los programas necesarios para garantizar y normalizar socialmente el uso de las lenguas propias de Aragón, en su caso, así como su dignificación, recuperación, protección, promoción y difusión, entre otros, en los ámbitos educativo, de los medios de comunicación y de la vida social, cultural e institucional de Aragón.

Para poder acometer esta ingente labor, la Dirección General se encontró, en el caso del aragonés, con un escollo, que era la existencia de varias grafías auspiciadas por entidades privadas.

Según la Ley de Lenguas de 2013, corresponde a la Academia Aragonesa de la Lengua establecer las normas referidas al uso correcto de las lenguas y modalidades lingüísticas propias de Aragón. La propia ley establecía un plazo de 8 meses para aprobar los estatutos de la Academia Aragonesa de la Lengua, es decir, febrero de 2014, lo que no se había llevado a cabo.

Efectivamente, la inacción por parte de la administración ha favorecido posturas intransigentes y maximalistas y en este contexto, la grafía se ha llegado a convertir en el identificador grupal de las distintas entidades que han tratado de liderar la situación.

La grafía, la forma de representar por escrito la lengua hablada, solo es una convención y no hay unas mejores que otras. Por poner un ejemplo, en la literatura aljamiada hay obras escritas en aragonés con caracteres árabes, como el Libro de Yusuf. Hay lenguas habladas en más de un estado y que se escriben con alfabetos distintos, como es el caso del croata que se escribe con alfabeto romano en Croacia y cirílico en Kósovo.

Quiero decir con esto, que no conviene sacralizar la grafía y que la norma lingüística, a la que se refiere nuestra ley como una competencia de la Academia comprende sobre todo las reglas de uso de la gramática, que se entienden como parte del empleo correcto de una lengua determinada, para entendernos, el modelo de lengua, y esto no está prejuzgado por la forma de escribirla. Modelo que, por cierto, es cambiante a lo largo del tiempo, como vemos a través de la actuación de la Real Academia Española, que por ejemplo, acaba de admitir el uso del infinitivo por el imperativo o algunas formas de leismo y el laismo, cambios en las reglas de acentuación, etc., incluso hay lenguas tan extendidas como el inglés, que no tienen una autoridad que diga lo que está bien o mal.

            En el caso del aragonés tras suscribirse, en 1987 un acuerdo gráfico entre todas las asociaciones, posteriores divisiones internas derivaron hace unos años en la aparición de varias grafías más, convirtiendo el aragonés escrito en una especie de “reino de taifas”.

Así las cosas, la Dirección General de Política Lingüística renunció inicialmente a elaborar documentos escritos en aragonés para transmitir un mensaje de neutralidad, y tras constatar la imposibilidad de que las distintas asociaciones llegaran a un acuerdo, inició un proceso de consenso para establecer una grafía común para la lengua aragonesa y sus modalidades lingüísticas que superase la situación de coexistencia de diversas propuestas de entidades privadas, ninguna de las cuales gozaba de carácter oficial y que no obliga a las instituciones.

Para poder alcanzar este “consenso gráfico”, y evitar que las disensiones se reprodujeran posteriormente una vez constituida la Academia en su seno, en febrero de 2016, la Dirección General envió una carta a las asociaciones Consello d’a Fabla Aragonesa, Sociedat de Lingüística Aragonesa y Estudio de Filología Aragonesa en las que les proponía la participación voluntaria en un proceso de arbitraje que se sustanciaría a través de un informe vinculante emitido por tres expertos lingüistas elegidos por las propias asociaciones.

En dicha carta se especificaba textualmente que, si “alguna o algunas de estas asociaciones no reconocieran formalmente a la terna de lingüistas y/o el carácter vinculante de su dictamen, se procedería a formalizar un compromiso en idénticos términos con el conjunto de las asociaciones más representativas de este ámbito.”

Dicha hoja de ruta establecía literalmente que:

“El dictamen definitivo que emitan los lingüistas seleccionados será vinculante para las tres asociaciones y para la propia Dirección General, que lo reconocerá oficialmente y recomendará su uso de forma universal sin perjuicio de que la grafía oficial en sentido estricto sea la que establezca en su día la institución científica que se constituya tal como establece la legislación actualmente vigente.”

Finalmente, los lingüistas emitieron informe provisional del que se dio traslado a las asociaciones del sector el pasado 16 de febrero de 2017. En el plazo convenido para ello, las asociaciones con las que se había seguido el proceso, presentaron los escritos de subsanaciones y aclaraciones (que no alegaciones) que tuvieron por conveniente que fueron trasladados a los tres lingüistas, que los estudiaron adoptando la decisión de resumirlos en unos criterios básicos, eliminando aquellas cuestiones que habían suscitado más discrepancias, sin perjuicio de lo que en su día decida la autoridad que se constituya de acuerdo con la legislación en materia de lenguas propias de Aragón, especialmente en lo relativo a las soluciones que para cada modalidad se puedan adoptar.

Esta grafía, nacida de un compromiso voluntariamente aceptado, será utilizada por la Dirección General mientras no exista otra oficial y así lo estamos haciendo desde entonces. Pero no solamente nosotros, sino que una veintena de entidades, cuatro editoriales, las instituciones que habitualmente utilizan el aragonés y destacados escritores, entre ellos el patriarca de las letras en aragonés, Ánchel Conte, ya se han manifestado a favor de hacerlo también, y de hecho lo están haciendo, dejando a un lado anteriores diferencias en aras al trabajo en común en beneficio de una lengua en peligro de desaparición”.

 

 

Anuncios

Si quieres hacernos una consulta, plantearnos una duda o hacer una sugerencia este es tu sitio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s